¿Sí o no? La vida está llena de decisiones, y los programas también

En nuestros “primeros ejercicios de programación”, cuando diseñamos, por ejemplo, el proceso de lavarnos los dientes, nos encontramos con muchas situaciones en los que debíamos elegir entre varias opciones o determinar si se daban determinadas condiciones. condicionalRecordemos que, antes de empezar a lavarnos los dientes nos preguntábamos “¿tenemos cepillo?”, y según fuese la respuesta, realizábamos unas acciones u otras.

Situaciones así serán habituales en todo algoritmo que estemos diseñando para que sea ejecutado en un ordenador. Cualquier situación posible que pueda darse debe ser controlada en el algoritmo y se deben prever todas y cada una de las posibles respuestas y las acciones a realizar ante cada una de ellas.

Para ello, utilizaremos la instrucción “Sí”.

En el siguiente documento os explico la sintaxis en pseudocódigo que utilizaremos para las sentencias condicionales y ejemplos de uso.

Para practicar, deberéis analizar y diseñar los siguientes problemas que os incluyo en el documento de ejercicios de la sentencia condicional.

Setting up the environment and first uses

pythonlogoNow it’s time to test all those algorithms that we have designed. To do that, we need to learn “a language” to speak to the computer. And this language is going to be Python.

First, we need to set up an IDLE. But, what’s an IDLE? IDLE stands for Integrated DeveLopment Environment or Integrated Development and Learning Environment. It’s the place where we will write the Python source code and where we will find the interpreter to translate Python into machine language, the bits (0&1’s) that actually the machine understands.

To install the IDLE, just follow the instruction on the activity 1 of the document Setting up the IDLE.

Once you have installed and test that the IDLE is working, let’s start to learn Python following the instructions in the document Starting with Python.

Empecemos a programar… quiero decir, let’s start programming!

logo-analisisComo hemos visto en los ejercicios de introducción, programar es desmenuzar un proceso en las instrucciones mínimas necesarias para llevarlo a cabo.
Cuando debamos implementarlo en un ordenador, necesitaremos usar un lenguaje de programación concreto. En nuestro caso usaremos Python.
Pero antes de la implementación, y muchísimo más importante, está la fase de análisis y diseño. Es un momento de papel y lápiz, de pensar, de detallar los pasos que componen el proceso, como hemos dicho.
Esta primera fase, aprender a hacerla bien, supone lo que realmente es aprender a programar. La implementación posterior, no es más que aprender un idioma, teniendo ya claros los fundamentos de nuestra lengua materna: programar.
Pero hay que hacer una precisión, pues lenguas maternas, de nuevo, hay muchas. ¿Qué quiero decir con ello? Que paradigmas de programación hay muchos. Por ahora basta con saber que un paradigma de programación es un estilo, una forma de pensar al enfrentarnos a un problema de programación.
Así, podemos pensar en un problema de manera modular y estructurada, desgranando cada proceso en pasos que serán instrucciones directas, condiciones o repeticiones; o podemos pensar en el problema como compuesto de objetos, con unas características y habilidades propias, que interaccionan entre si,  y el programa que diseñemos no será sino un conjunto de instrucciones listas para reaccionar ante dichas interacciones.
En nuestro caso, y como ya hemos empezado -sin saberlo- con los ejercicios iniciales de este tema, usaremos como “lengua materna”, con su sintaxis y ortografía, la modular y estructurada y como idioma para describir, el nuestro. Es decir, describiremos los programas en lenguaje natural, en castellano, utilizando lo que se conoce como pseudocódigo.
variableAsí, por ejemplo, cuando queramos indicar que algo debe mostrarse en la pantalla del ordenador, diremos “escribir tal cosa en pantalla“; o cuando queramos indicar que una serie de instrucciones deben repetirse hasta que suceda algo, bastará con decir “repetir tal cosa hasta que suceda tal otra“.
Todo esto lo iremos introduciendo poco a poco, a medida que lo necesitemos y, después, ya veremos como implementarlo en Python.
Empecemos, pues, por el principio. Empecemos con los ingredientes de nuestras recetas: variables y sentencias elementales.

Y para practicar, hagamos los ejercicios de sentencias elementales que se plantean.